de 10 a 14 y de 18 a 21h

Lunes a Viernes

Avda. Maruja Garrido, 2

Caravaca de la Cruz

Comparar

Ideas para decorar un salón en verde

Ideas para decorar un salón en verde

Salón en verde con estilo

Es el color de la naturaleza, de las plantas y los árboles, y presume de ser uno de los tonos más relajantes que existen. Así que si quieres que en tu salón reine una atmósfera serena, en la que se respire tranquilidad, el verde es tu color. Utilízalo sin medida para decorar en paredes, muebles y textiles. ¡Te encantarán los resultados de la decoración del salón en verde!

Además, la gama de los verdes es inmensa, así que las posibilidades se multiplican. Te costará decidir cuál es tu tono: los verde bosques, el refrescante verde lima, los verdes agua que viran hacia los turquesas y, cómo no, el increíble y tan actual verde mint, que será un acierto seguro.

 

Piensa en verde… para las paredes

Pintar las paredes de tu salón en verde es una magnífica opción decorativa, y una estupenda manera de conseguir un ambiente fresco y natural. El problema empieza cuando tienes que decidirte por una de las muchas gamas de verde que existen. Aunque no es fácil, ya que las opciones son muchísimas, todo depende del efecto que desees conseguir. Por ejemplo, si lo que buscas es un ambiente alegre y luminoso, puedes elegir los verdes lima o pistacho. Electrizantes y optimistas, estos tonos con matices amarillos aportarán al espacio un plus de energía, al tiempo que lo dotan de un atractivo aire de modernidad. Son geniales para una decoración vitalista.

El verde manzana podría sumarse a ellos, ya que también es luminoso y alegre. Cualquiera de estas gamas quedará de maravilla si la combinas con blanco y con tonos naranjas. El resultado será una decoración muy refrescante en tonos cítricos perfecta para el verano.

También puedes optar por un verde esmeralda, elegante y sereno. Más o menos claro o intenso, le da a los ambientes un toque distinguido. Combínalo con el dorado, el negro o el gris y aumentarás su glamour todavía más.

 

Otra opción interesante para un salón en verde, sobre todo si te gustan los ambientes sobrios, es el verde oliva. Si lo prefieres oscuro, pinta solamente alguna pared del salón, en lugar de ponerlo en todas. Así centrarás la atención sobre ella sin recargar demasiado el salón. Es buena idea mezclarlo con tonos arena o vainilla, que compensarán su fuerza decorativa logrando ambientes más equilibrados.

 

Y si lo que te gusta son los tonos ligados a la naturaleza, no puedes olvidarte del verde bosque y el verde hoja, intensos, camperos y muy frescos. Tampoco podemos dejar a un lado verdes como el mint y los tonos pastel, que ahora son tendencia. Apuesta por ellos si eres fan de la decoración de estilo vintage, ya que son colores que nos trasladan a décadas pasadas, o al menos a mí, y que me evocan ambientes muy setenteros.

Todos estos tonos, cada uno con sus matices y su personalidad propia, serán una alternativa perfecta para tus paredes. ¿Por cuál te decides para tu salón en verde?

Muebles verdes: un plus de originalidad

 

Aunque pintar las paredes de verde intenso te parezca demasiado atrevido, no tienes por que olvidarte de ese color en la decoración de tu salón. También puedes elegirlo para algunos muebles, lo que le dará a la decoración un aire muy vanguardista.

 

¿Qué te parece poner un sofá verde sobre un fondo neutro? Las paredes blancas o grises lo acogerán de maravilla. Seguro que atraerá todas las miradas. ¿O quizás una butaca de diseño en verde lima? ¡Será un acierto seguro! Además, si combinas alguna pieza en verde con otros muebles de madera (en especial aquellos de madera de tono claro) lograrás un aporte extra de inspiración natural.

Golpes de color verde que atraen las miradas

 

Los salones decorados en verde tienen un sinfín de posibilidades. Además de ponerlo en paredes y muebles, existen otras formas de utilizarlo. Los textiles y complementos son un buenísimo ejemplo. Cortinas, cojines, tapicerías y alfombras son opciones que no fallan nunca si lo que quieres es decorar en verde. Deja volar tu imaginación y elige tus tonalidades favoritas.

 

 

Un toque verde bien empleado captará la atención y focalizará los espacios. Todo está permitido. Puedes usar cuadros, flores en jarrones de cristal y otros complementos decorativos en estos tonos.  Un adorno de aire retro muy decorativo que es, además, una original lámpara de pared y una increíble manera de poner un toque verde.

Como ves, son muchas y muy buenas las ideas a tu alcance para decorar el salón en tonos verdes. Todo depende de tus gustos y del resultado a conseguir. Solo tienes que ponerte manos a la obra, elegir la gama que más te guste y comenzar a pensar en este inspirador color. ¿Te animas?

 

Publicaciones relacionadas:

Estos consejos prácticos te ayudarán a quitar gotelé el para siempre de tus paredes

A un piso 'made in Spain' se le reconoce por dos cosas, tres si añadimos las persianas: el toldo...

Continuar leyendo

VIVIENDAS PARA COMERSELAS

Apreciar lo que se tiene es sin duda una gran virtud. Hay viviendas que tienen base, “una...

Continuar leyendo

TENDENCIAS EN PISCINAS

El mundo de la piscina se ha convertido en un sector donde el mercado cada vez innova más y busca...

Continuar leyendo

Unirse a la discusión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat